Una Charla con El Colorado: ¿Cómo Argentina salvará al fútbol chino?

04-10-2017 15:13

BEIJING, 10 abr (Xinhuanet) -- "¿Es posible que China llegue a ser una potencia del fútbol? Claro que sí, sin duda alguna".

Así opinó Carlos Mac Allister, secretario argentino de Deportes, Educación Física y Recreación y ex futbolista del prestigioso club Boca Juniors, durante una conversación con Xinhua en Beijing.

Por la amistad, y una relación estratégica más estrecha con China, Argentina ofrecerá su ayuda sin reservas.

UN NUEVO MECANISMO DE INTERCAMBIO DEPORTIVO

De acuerdo con el secretario y ex defensor del Azul y Oro, los dos países están elaborando un acuerdo de cooperación para crear un mecanismo según el cual Argentina mandará a China una selección de entrenadores calificados para capacitar a los directores técnicos locales con las metodologías avanzadas que han demostrado ser efectivas con trofeos conquistados por el albiceleste en ocasiones distintas.

Por parte argentina, los preparativos están en proceso para dar inicio al programa, el cual entrará en vigor en seguida después de que se firme el acuerdo a mediados de este año, confirmó Mac Allister, quien se encuentra de visita a China para reunirse con las autoridades deportivas chinas a definir los detalles del proyecto.

Argentina seleccionará a los mejores talentos de la pedagogía futbolística conforme con las necesidades del país asiático por preparar a los jugadores desde la edad infantil, la adolescencia hasta el nivel profesional, explicó Mac Allister o "El Colorado" como se le conoce popularmente en la cancha.

Los adiestradores argentinos se dedicarán a pasar sus técnicas y experiencia a los entrenadores locales para que éstos sean mejor preparados en la enseñanza del fútbol, y este intercambio se espera a profundizar hacia una mayor escala y/o formar un mecanismo de regularidad entre ambos lados a pesar de la distancia diametral de la Tierra que separa China y Argentina.

"Es como vos aprendés a montar en bicicleta. Por primera vez, un familiar se pone detrás de ti y sujeta el asiento con las manos para que no te caigas, y te da un ligero empuje hacia adelante, para que empieces a pedalear vos misma", comentó en metáfora el político sobre el significado de este intercambio.

Como los chinos dicen, "mejor enseñar al hombre a pescar que darle un pescado", Argentina sólo pretende dar el impulse compartiendo su pericia en la educación deportiva, con el objetivo de que el fútbol China aprenda a desarrollarse por sí mismo, cultivar los dotes nativos y de allí, generar un sólido fundamento de talentos humanos del deporte, dijo el veterano educador de fútbol.

Para fomentar el desarrollo del fútbol de un país, los fichajes caros de buenos jugadores extranjeros no necesariamente darán frutos ideales para mejorar el nivel de los futbolistas locales, puntualizó el ex jugador xeneize.

"Las grandes figuras extranjeras cobran y se van. Es natural", sostuvo. "Son los jugadores nativos en cuya formación se debe invertir más fuertemente con la finalidad de elevar el nivel de la competencia de un país", añadió.

CHINA Y EL FUTBOL: FUERTE INVERSION, ¿POCO RENDIMIENTO?

A principios de este año, las autoridades de fútbol de China anunciaron su plan de obtener unos ingresos de 780 millones de yuanes (unos 114 millones de dólares) en 2017 en el curso del desarrollo del deporte más popular del país, con un crecimiento interanual de dos puntos porcentuales a base de 2016.

Conforme con el Plan Integral de Reforma y Desarrollo del Fútbol Chino que se divulgó en 2015, China promete tener más de 70.000 campos de fútbol para el año 2020, año para el cual se sentará una base que sustente al deporte.

En 2016, una actualizada iniciativa salió para complementar el ambicioso proyecto, la cual estipula que se renovarán en el futuro cerca de 10.000 campos en estado "bastante bueno" y unos 40.000 en escuelas y universidades, además de otras 20.000 canchas que serán construidas para el uso de la comunidad.

En la segunda etapa, que será entre el 2021 y el 2030, China espera que el fútbol se convierta en un deporte con una base firme y en "un importante motor de la industria deportiva".

En la tercera etapa, que abarcará los próximos 20 años, el país más poblado del mundo "hará los máximos esfuerzos para lograr la meta de ser una nación del fútbol de primer nivel y alcanzar el desarrollo integral del fútbol chino".

Aparte del esfuerzo estatal, el capital privado también ha participado de manera activa en la industria futbolística en ámbito global, mientras las ligas y los clubs profesionales vienen acercándose al mercado chino de modo recíproco, atraídos por el gran entusiasmo que los fanáticos chinos tienen por el fútbol de alto nivel, sin que importe su origen.

En una entrevista reciente con Xinhua, Wang Jianlin, presidente del Grupo Wanda, accionista del Atlético Madrid, reveló su plan de construir escuelas de fútbol para preparar a jugadores infantiles y adolescentes en todo el país.

Al mismo tiempo, La Liga de España, la súper liga inglesa junto con los reconocidos clubes como FC Barcelona han tomado su primer paso en crear centros de entrenamiento en China.

"Todo el mundo ha puesto el enfoque en China y el fútbol, pero mayormente por la fuerte inversión y el fervor del público fanático por el deporte; aún se desconocen los grandes jugadores chinos en el mundo", comentó Mac Allister.

El fútbol chino, al igual que los demás sectores, ha registrado un crecimiento asombroso en las últimas dos décadas, dijo el secretario argentino de Deportes, Educación Física y Recreación.

"Desde el gobierno, hasta los inversores privados, juntos se esfuerzan por acelerar el desarrollo del fútbol nacional, construyendo canchas, centros de entrenamiento, escuelas deportivas y dando ánimo a los jóvenes a que se dediquen al fútbol vocacional. Es mucho esfuerzo y Argentina lo admira", expresó.

Lo que aún habrá falta debe de ser las metodologías avanzadas de formación, con las cuales los jugadores puedan mejorar las técnicas individuales, y un entorno de competencia interna, en el cual los jugadores se maduren a través de la práctica; dentro del proceso, la experiencia exitosa de Argentina supondrá una importante contribución a la causa.

"Un entrenador que había trabajado en la liga china me contó que cuando un jugador aquí hizo tres pases mal, lo mandarían a correr tres vueltas alrededor de la cancha", narró el ex futbolista citando un ejemplo. "¿Qué bien habría correr en vueltas para sus pases? Nada."

"En Argentina cuando un jugador hizo mal tres pases, en vez de mandarle a correr, le pediríamos que hiciera tres mil pases más, hasta cuando aprendiese a dominar la técnica", dijo Mac Allister.

"Pues debe ser la meta del entrenamiento ayudar a los jugadores a perfeccionar sus técnicas individuales y la aplicación de las tácticas en equipo", subrayó.

EL SECRETO DEL FUTBOL ARGENTINO Y EL FUTURO DEL INTERCAMBIO CON CHINA

Desde Argentina, país suramericano con una brillante cultura deportiva que se reconoce mundialmente, han surgido muchas de las personalidades más destacadas de la historia del fútbol: Alfredo di Stéfano, Daniel Passarella, Diego Maradona, Lionel Messi, José Moreno, Gabriel Batistuta, Carlos Tévez, Sergio Agüero, Gonzalo Higuaín, Mario Kempes, Hernán Crespo, Juan Riquelme, Javier Zanetti, Claudio Caniggia...

La lista continuará sin final.

¿Cuál es el secreto de la nación argentina por el que pueda contar con tantos estrellas del fútbol, mientras en China, desde los mil y 300 millones de personas, una selección de once jugadores aún no han llegado a un lugar que corresponderá al afán del público o la inversión de toda clase?

"La pasión", contestó Mac Allister. "El secreto del fútbol argentino es la pasión".

Los jugadores corren motivados por el ardor interno, y los fanáticos celebran los partidos con un furor incesante. Al mismo tiempo de que se juega al fútbol con una mentalidad profesional, este deporte en Argentina tiene un significado más bien espiritual que un espectáculo.

"Cuando uno se dedica a lo que le gusta de verdad, el trabajo lo hará muy bien; si lo hace no por el amor sino por ganar dinero, no lo va a hacer tan bien", indicó "El Colorado" en término simples.

"Creo que los elementos que hacen un estrella como Leo Messi o Maradona, son las técnicas individuales, que seguramente los jugadores chinos pueden adquirir mediante ejercicios diligentes", analizó. "Y luego las condiciones físicas, y la competencia".

Dominando las técnicas individuales, los talentos deportistas merecen disfrutar de un sistema de competencia y mecanismos de intercambio internacional, el cual les permitirá pulir la aptitud y acumular experiencia en la cancha global.

Si el nuevo mecanismo de intercambio de entrenadores se prueba eficaz, ¿se extenderá el programa a un tema más amplio? Por ejemplo, ¿habrá algún día cuando los jugadores chinos entrenados según teorías argentinas tengan la oportunidad de ir a jugar en la primera clasificación en el país suramericano?

Sin duda alguna, dijo Mac Allister. "Si ahora pregunto a Carlitos (Tévez), seguro me apuntará a algún jugador chino y me dirá 'Mira, éste tiene buenas técnicas. Puede jugar en la liga argentina.' Lo que buscamos es pavimentar los canales construyendo un sistema de intercambio estructural para que esta idea se haga realidad".

Hace dos años, una escuela primaria de Beijing mandó a un grupo de estudiantes aficionados al fútbol a Argentina donde recibieron capacitación de un mes de duración ofrecida por el club atlético Boca Juniors.

Regresando, los niños contaban a Xinhua que habían aprendido tantas técnicas como comprensión del país suramericano, donde habían hecho amistades con los niños argentinos.

Mac Allister se mostró en favor a este tipo de intercambios por la razón de que el deporte podrá servir de un puente para estrechar la distancia sentimental entre ambos pueblos.

¿Habrá la posibilidad de que los intercambios deportivos China-Argentina se amplíen de un experimento individual a una escala mayor para que los pequeños futbolistas chinos puedan ir a tener la experiencia en el mundo del albiceleste a través de programas oficiales o comerciales?

"En esto estamos trabajando", aseguró Mac Allister.

La embajada argentina en China ha confirmado que continuará simplificándose los trámites del visado a Argentina para el ciudadano chino. Y el objetivo final, es eliminar la obligación de conseguir una visa para hacer un viaje a Argentina en promoción de la relación bilateral.

Argentina también debe aprender de la experiencia china en habilitar a los talentos en los deportes como los de combate y la gimnasia, enfatizó.

Y una vez que los sentimientos se acerquen, quizás los comerciantes e inversores chinos se animen más para colaborar con sus contrapartes argentinos en la exportación de alimentos, la industria de ciencia y tecnología, la agricultura moderna...

¿Habrá algún día en que China tenga a su propio Leo Messi? "Trae a un niño de cinco años, lo pones en frente a una pared, y le pides que patee el balón hacia la pared, primero con el pie derecho, y luego el izquierdo, y así de manera alterna. Después de 80.000 veces de puntapiés, es muy probable que consiga la misma agilidad en ambos pies", dijo el político y ex deportista.

"Así se crean los estrellas como Leo Messi, paso a paso", concluyó.

En cuanto al público chino aficionado al fútbol pero tantas veces decepcionado por el desempeño de la selección nacional, Carlos Mac Allister nos aconsejó que no nos sufriéramos viendo un partido.

"Hay que disfrutar el partido de fútbol por el que pagamos la entrada. No debe ser un sufrimiento", dijo El Colorado en un gentil tono de consuelo.

Ojalá pronto la selección china nos traiga más entretenimiento que dolor. Ojalá cómo el argentino diga.

Para mantenerse informado de las últimas noticias visite el Facebook de 'CCTV Español' en https://www.facebook.com/cctvenespanol
Editor:Duan Hongyun | Fuente:
Xinhua
Noticias destacadas
channelId 1 1 1
860010-1116070100