Wechat y los pagos electrónicos en China

04-06-2017 16:41

Era un día frío, aún puedo recordarlo con claridad. Acababa d aterrizar en China y tuve la suerte de poder contar con un viejo amigo de la infancia que fue mi Cicerón y el responsable de que mi aterrizaje fuese un poco más leve. Entre los muchos consejos que me dio, uno me llamó particularmente la atención:

-Descárgate Wechat, lo vas a necesitar.

Había oído hablar sobre esa app, pero no había prestado mucha atención. Sin embargo, pude notar por el modo en que lo dijo, que ese consejo no era como los que me había dado con anterioridad, cuando me dijo que lo iba a necesitar, estaba en lo cierto.

 Wechat y los pagos electrónicos en China

Wechat y los pagos electrónicos en China

Me descargué la aplicación y no tardé mucho en darme cuenta de que era mucho mejor que la utilizamos en el Occidente, Whatsapp.

Con el paso del tiempo, la brecha entre la calidad de ambas aplicaciones no ha hecho sino incrementarse y me hallo sorprendido cuando pienso en la evolución que Wechat ha tenido en los últimos tiempos. Ahora se ha convertido no sólo en una app en la que puedo enviar y recibir mensajes o hablar con mis amigos, es una red social.

Aún más, es una de las herramientas más versátiles de mi teléfono, y si, digo herramienta por que decir app se me antoja corto, ya que puedo pagar, enviar y recibir dinero, compartir información, usarla de red social, comprar billetes, comida… Se ha convertido en mi tarjeta de visita digital. Incluso en el metro, la mayoría de los anuncios te ofrecen la oportunidad de seguirles en Wechat.

Es este el modo en que la app abre una puerta a ese tan ansiado “engagement”. En mi opinión, estamos ante un concepto brillante, algo que echo de menos cada vez que vuelvo a España, donde no utilizamos todo el potencial de los códigos QR, por no hablar de que no podemos exprimir todo el potencial de Wechat, ni combinando aplicaciones.

Wechat es una de las cosas que más me sorprendió cuando llegué a China. Por supuesto no es la única, pero para mí es el ejemplo perfecto de cómo las cosas se pueden hacer de un modo diferente y cómo se puede aprender de otras perspectivas.

Me pregunto hasta qué punto o quizás cuándo empezaremos a confiar en la realización de pagos mediante el uso del móvil de forma generalizada. Hasta que esto no ocurra –cosa que vaticino será en unos meses – nos estamos limitando a nuevas oportunidades de interactuación generando un flujo de dinero más rápido, con las ventajas que esto conlleva. Mientras tanto, los chinos, acostumbrados a un ritmo de cambios frenético han adoptado el pago vía móvil en su día a día, dando muestras una vez más de su pragmatismo.

La mejor parte de Wechat es, sin ninguna duda, la gestión de pagos. Cada vez que visito una ciudad China puedo encontrar un código QR recordándome que todo puede ser mucho más fácil, que no necesito llevar una cartera mientras tenga batería en mi móvil. Veo esto como un paso más hacia una vida más cómoda.

Me apasiona la tecnología y de veras envidio el ritmo de adopción tecnológica de la sociedad China. Además, funciona a todos los niveles. A día de hoy, puedes realizar pagos utilizando Wechat en cualquier tipo de negocio, desde grandes almacenes hasta el puesto callejero en que te venden comida. En cualquier sitio, serás capaz de ver ese código que QR indicándote que puedes pagar con sólo escanearlo. La omnipresencia de esos códigos es tan apabullante, que impresiona.

De hecho, por culpa de esos códigos QR últimamente no presto demasiada atención a mi cartera. Principalmente, porque no la necesito como antes. Ahora me preocupo mucho más de tener batería en el móvil, con los problemas que puede ocasionar.

Ese código QR es mi amigo, como un perro fiel me sigue allá donde vaya. Por la mañana cuando voy a la cafetería, ahí está, esperándome. Si tras el café voy al supermercado, ahí vuelve a estar, esperando pacientemente a que lo escanee. No me falla a la hora de comer en la cantina universitaria ni cuando compro fruta. Si puedo comprar algo, ahí estará.

He visto la evolución de Wechat a lo largo de los último años, de cómo empezó siendo una app de comunicación y pasó a ser una red social, para acabar siendo la app que más uso en mi teléfono. Ahora mismo me solo puedo decir que estoy esperando a ver las nuevas mejoras que están por venir y los nuevos modos de interacción que ofrecerán a nuestras vidas.

Para mantenerse informado de las últimas noticias visite el Facebook de 'CCTV Español' en https://www.facebook.com/cctvenespanol
Editor:Duan Hongyun | Fuente:
Xinhua
Noticias destacadas
channelId 1 1 1
860010-1116070100