Fútbol: Barcelona logra milagro y golea a PSG para echarlo de Champions

03-09-2017 10:57

MADRID, 8 mar (Xinhua) -- Barcelona logró hoy una gesta épica en la historia de la Champions League, y goleó por 6-1 (6-5 en el global) a París Saint-Germain de Francia en la vuelta de los octavos de final de la justa internacional.

El cuadro de Luis Enrique necesitaba reponerse del 4-0 que los "príncipes" les habían propinado en París y, con el arropo de su gente en el Camp Nou, buscaban poco menos que milagro para clasificarse a los cuartos de final del torneo de clubes más prestigioso del mundo.

Ningún equipo en la historia de la Liga de Campeones de Europa había logrado remontar un marcador tan adverso, por lo que el cuadro culé sumó un logró más a su rica historia.

El marcador fue inaugurado muy temprano apenas al minuto 2, cuando el uruguayo Luis Suárez aprovechó un error del meta alemán Kevin Trapp, quien dejó botar el balón en el área, y el "Pistolero" clareó para poner el 1-0.

Con el primer gol, Barcelona comenzó a desplegar su mejor arma: el toque y, con el balón monopolizado, el club culé generó oportunidades claras de gol y aunque la defensa de PSG sufrió en demasía, al final se comportó a la altura y rechazó cada intento de los catalanes.

En la agonía del primer tiempo, al minuto 40, la red parisina se volvió a mover, Andrés Iniesta rescató una pelota en la línea final y alcanzó a meter un taconazo que rebotó en el francés Layvin Kurzawa y para mala fortuna de los franceses se coló en su propia meta para el 2-0 parcial.

París Saint-Germain salió dormido para el complemento y apenas cinco minutos después de que inició, un error de la zaga parisina volvió a pasar factura a los visitantes, un penal sobre Neymar que Lionel Messi cambió por gol, puso el 3-0 a favor de Barcelona y la épica parecía más cercana que nunca.

No obstante, el PSG silenció el Camp Nou con un golazo del uruguayo Edinson Cavani, al minuto 62 el "Matador" aprovechó un servicio de cabeza de Kurzawa y remató de "tres dedos" para dejar sin oportunidad al meta alemán André Ter-Stegen.

Con el 3-1, la eliminatoria se puso aún más cuesta arriba para el Barcelona, pues con el gol de visitante conseguido por los parisino el cuadro culé estaba obligado a conseguir tres goles en menos de 30 minutos para avanzar, lo que parecía casi imposible.

PSG entonces se hizo dueño del partido y congeló cada una de la aproximaciones catalanas, no obstante, una falta cometida en las afueras del área grande regresó a los dirigidos por Luis Enrique al partido.

Al minuto 87, tres minutos antes del fin del tiempo reglame