Embajador de Colombia: Política económica de China incide en gran parte del mundo

03-06-2017 09:23

Beijing, 6 mar(Xinhuanet)--La importancia que ha adquirido China en la economía y en la geopolítica mundial, hacen que cualquier decisión que tome China en materia de su política económica incida en gran parte del mundo,dijo a Xinhuanet el embajador de Colombia en China Óscar Rueda en una entrevista exclusiva.

(Xinhuanet/Xu Xin)

(Xinhuanet/Xu Xin)

Xinhuanet: Hola amigOs de Xinhuanet, soy su periodista César Santos y vamos a entrevistar al embajador de Colombia en China, el señor Óscar Rueda. Embajador, gracias por recibir a Xinhua en su embajada.

Óscar Rueda: No, muy complacido, muy importante para mí y para esta embajada esta entrevista con Xinhua y con esa gran teleaudiencia que ustedes tienen.

Xinhuanet: Muchas gracias. Comencemos. A comienzos de marzo se celebrarán las llamadas dos sesiones, estos eventos políticos, los más importantes del año, que son las reuniones anuales del máximo órgano de asesoría política y el máximo órgano legislativo de China. Y si bien es un asunto interno de China, los temas que se discuten y las decisiones que se toman, algunas de ellas, tienen incidencia mundial. Teniendo en cuenta eso, en cuanto a las sesiones de este año, ¿cuáles cree usted que serán los temás que más van a llamar la atención por lo menos en la región latinoamericana o en Colombia?

Óscar Rueda: Pues si bien es cierto que son dos sesiones muy importantes pero de orden interno, la verdad es que todo el mundo está a la expectativa. La importancia que ha adquirido China en la economía y en la geopolítica mundial, hacen que cualquier decisión que tome China en materia de su política económica incida en gran parte del mundo. Por eso estamos muy pendientes y muy expectantes de lo que pueda suceder en estas dos sesiones, la primera la del comité consultivo (Conferencia Consultiva Política del Pueblo China), y la segunda la de la Asamblea Popular (Nacional). Hemos visto una agenda muy rica y que va a tocar muchos aspectos y que a nosotros nos interesan mucho, pero sin duda alguna los que más tienen que ver (son los relacionados) con su política económica. Todo el mundo está en este momento en un proceso de ajuste. China no ha sido indiferente a ello, y vemos un proceso de ajuste, en el que sin duda alguna aquí se pueden tomar medidas muy importantes. Observamos ese crecimiento muy grande de China durante muchos años, y ahora hemos entrado, este año que acaba de pasar, 2016, en lo que se llama la “Nueva Normalidad”, que yo lo interpreto, de ninguna manera como un cambio de estrategia, como un cambio de modelo, sino como un ajuste, en donde ya no es el crecimiento lo más importante, per se, sino un crecimiento sostenido, y una mirada de China hacia sus regiones, y dos temas que tenemos muy en común con el tema colombiano: uno, principalmente, la reducción de la pobreza. Y entonces eso ha significado que China dice ya no es tan importante crecer con grandes cifras sino crecer sostenida y distribuidamente. Eso significa mirar hacia sus regiones. Y seguramente eso significa, por ejemplo, cambiar el énfasis en las importaciones. Nosotros exportamos hacia China “commodities” (materias primas), combustibles; estamos interesados en que cambiemos y podamos exportar valor agregado, y en la medida en que haya mayor desarrollo en las regiones chinas, va a haber mayor demanda de ese producto y tendremos una mayor oportunidad. Nuestras exportaciones se han reducido como consecuencia de esa crisis mundial y de ese cambio mundial, pero aquí vemos una oportunidad. De manera que las decisiones que se tomen en la asamblea van a incidir en esa relación económica de latinoamérica y de Colombia con China.

Xinhuanet: Embajador, China está en un proceso de reestructuración de su modelo económico. ¿De qué forma está afectando esto los lazos de China con Colombia?

Óscar Rueda: Estamos en un momento, en una coyuntura, muy interesante, una coyuntura en que China, quizás más forzada por las circunstancias que por su misma vocación, está obligada a asumir un liderazgo, a llenar espacios, y ahí Latinoamérica está llamada a convertirse en un socio importante de China en esa nueva misión. Y llega esta asamblea después de que en noviembre se editara una nueva declaración de cómo ve China, o cómo quiere China, y de común acuerdo con sus pares latinoamericanos, esa relación China-América Latina-Caribe, una relación de mayor integración, de beneficio mutuo. Y entonces ahí, en esas decisiones económicas que se tomen de ajuste de su modelo económico, podemos jugar un papel muy importante. Mire que se da, por ejemplo, con el tema de que el yuan sea una nueva moneda en la canasta de monedas. Eso significa para nosotros poder celebrar negocios, poder hacer inversiones con China en yuanes y no tener que pasar a través de otras monedas. Eso abarata el costo de esas inversiones, abarata nuestras exportaciones y las facilita. De manera que veo que ese cambio en la estrategia favorece mucho las relaciones con América Latina.

Xinhuanet:Sigamos ahora con el tema de la Franja y la Ruta, una iniciativa que es ejemplo de integración en momentos en que ciertos gobiernos, gobiernos como los de Estados Unidos y algunos de los gobiernos de Europa, están tomando posiciones en contra de la Globalización. Y aunque este proyecto no está directamente relacionado con América Latina ni con Colombia, ¿cómo lo juzga usted, cómo lo evalúa, y qué contribución cree que hace a la economía internacional?

Óscar Rueda: Sin duda alguna, la bandera económica y el programa modelo del presidente Xi (Jinping) está centrado sobre lo que era la original Ruta de la Seda mirando hacia el oeste de Asia y mirando hacia Europa y mirando hacia África. Y entonces uno diría, “¿y dónde está América Latina?” En primer lugar es, ante todo, una apertura, es un mensaje de Globalización de China hacia el mundo en momentos en que, como usted lo dice, pareciera que se estuviera cuestionando el modelo de apertura. De manera que es muy necesario. Pero ya en lo concreto, ¿en dónde entra América Latina ahí? Sin duda alguna yo creo que es necesario, precisamente por los tiempos modernos, la idea de la Ruta de la Seda de los años 1.000 o 1.200 adquiere una nueva apertura, y creemos que se hace necesario complementarlo, y va en correspondencia con las declaraciones de China de esas nuevas relaciones con América Latina, de una apertura de una nueva ruta a través del Pacífico. China y América Latina han estado acostumbrados a mirarse a través de Europa, y necesitamos mirarnos es a través del Pacífico, estamos frente a frente. Desde puertos del Océano Pacífico, del Mar Meridonal, sale, empieza la Ruta de la Seda en una dirección Oeste, ahora necesitamos una dirección Este como complemento. Sin duda alguna, los puertos de América Latina, Buenaventura en Colombia, por ejemplo, están llamados, y los del Cono Sur, a (jugar) un gran papel en esa nueva Ruta de la Seda. Ahora en mayo se celebra ese gran foro de la Ruta de la Seda. Van a estar presentes dos presidentes de Latinoamérica, el presidente de Argentina (Mauricio Macri) y la presidenta de Chile (Michelle Bachelet), y yo creo que de ahí debe salir esa interacción de cómo América Latina se sube a ese tren de la Ruta de la Seda que, sin duda alguna, lo que ante todo significa es la gran apertura, el complemento de una apertura no solamente en el comercio, como se está dando, sino en una política sincera de China hacia el mundo.

Para mantenerse informado de las últimas noticias visite el Facebook de 'CCTV Español' en https://www.facebook.com/cctvenespanol
Editor:Yin Qi | Fuente:
Xinhua
Noticias destacadas
channelId 1 1 1
860010-1116070100