ENFOQUE: Tecnología puntera y alta calidad transforman la imagen de "Fabricado en China"

03-02-2017 14:57

BEIJING, 2 mar (Xinhua) -- Con esfuerzos incansables por parte de las industrias chinas con el objetivo de desarrollar la cadena de valor global, más consumidores en el mundo reconocen la alta calidad y la tecnología puntera de los productos de fabricación china.

China introdujo el programa "Fabricado en China 2025" en mayo de 2015, listando varias tareas para la industria de manufactura que incluyen fortalecer la innovación, favorecer las marcas chinas y promover la manufactura orientada hacia el sector de servicios.

Gracias al empuje de innovación del país, los productos de alta tecnología fabricados en China y las marcas locales chinas han entrado en los últimos años en la vida diaria de los consumidores de todo el mundo, ganando una creciente cuota del mercado internacional.

Cada vez más usuarios y observadores vienen reconociendo que "Fabricado en China" significa ahora más tecnología y calidad, y menos grandes cantidades a bajos precios.

DE "FABRICADO EN CHINA" A "CREADO EN CHINA"

En muchos países, incluida la República Checa, "Fabricado en China" significó durante años artículos baratos. En la actualidad, dicha impresión ha empezado a cambiar.

Con el aumento del comercio chino-checo, más productos chinos de tecnología avanzada están entrando en el mercado checo, indicó Cheng Yongru, consejero comercial de la embajada china en el país de Europa central.

Los productos chinos vendidos a bajos precios ahora han sido reemplazados por los de alta calidad, agregó Cheng.

En la República Checa, así como en toda Europa, las compañías chinas de equipamiento de telecomunicaciones, electrónico y mecánico están ganando una cuota de mercado mayor.

Por ejemplo, la cuota del mercado checo de smartphones de la empresa china Huawei ha superado el 24 por ciento, ocupando el tercer lugar detrás Apple y Samsung.

En realidad, Huawei ya se convirtió en la tercera marca de smartphones en 2015, con un envío de 108 millones de dispositivos.

El rápido crecimiento de Huawei deriva de sus inversiones a largo plazo en investigación y desarrollo.

La empresa invirtió 38.000 millones de dólares en investigación y desarrollo en los últimos diez años, dijo a Xinhua Richard Yu, jefe del Grupo de Negocios de Consumidores de Huawei, en el Consumer Electronics Show celebrado el mes pasado en la ciudad estadounidense de Las Vegas.

Solo en 2015, Huawei gastó 9.200 millones de dólares en investigación y desarrollo, convirtiéndose en el noveno inversor de su sector a nivel mundial, añadió Yu.

ECONOMICO Y DE CALIDAD

En Fiyi, un país insular del sur del océano Pacífico, productos baratos de China como ropa y pequeños productos básicos de uso diario, todavía cuentan con una parte significativa del mercado. Sin embargo productos como autobuses, ordenadores y teléfonos móviles están dejándose ver cada vez más.

En las calles de la capital fiyiana de Suva, así como en la calle Queens, que conecta Suva con la ciudad turística de Nadi, los viejos autobuses que se pueden ver son vehículos japoneses obsoletos fabricados hace más de una década, mientras que los nuevos autobuses suelen ser de marcas chinas, como King Long y Yutong.

Vodafone y Digicel son dos de las grandes empresas de telecomunicaciones en Fiyi. Las estaciones del primero las proporciona la compañía china ZTE, mientras que la última utiliza estaciones manufacturadas por Huawei.

En las tiendas de productos electrónicos de toda Fiyi, las marcas chinas de teléfonos móviles como Huawei, ZTE, Xiaomi, OPPO y OnePlus son muy conocidas y consideradas por los locales como económicas, y compiten cara a cara con Apple y Samsung.

En el mundo de los ordenadores personales, las marcas chinas, dirigidas por Lenovo, cuentan con una parte considerable del mercado, mientras que en el sector de los electrodomésticos, las televisiones, las máquinas de aire acondicionado, las lavadoras y los microondas fabricados por empresas chinas como Haier, Hisense y Gree están ampliamente disponibles en el mercado fiyiano.

Para un país en desarrollo con un poder de compra limitado, la relación calidad-precio es una de las principales preocupaciones de los clientes locales, y los productos electrónicos chinos se perciben como la mejor de las opciones.

Después de su reciente visita a China, Sitiveni Qiliho, comisario de la Fuerza de la Policía de Fiyi, expresó su gran interés por adquirir drones chinos, que dijo ayudarían en gran medida a la policía a monitorizar mejor el cultivo ilegal de marihuana.

Los drones chinos tienden a ser más económicos, dijo a Xinhua Tiale Vuiyasawa, un alto oficial del Ministerio de Defensa de Fiyi.

Liao Xiaoping, secretario general del Consejo Empresarial Fiyi-China, dijo que en los últimos años, los productos chinos ya no llegan en grandes cantidades a precios bajos, y que el cambio refleja el progreso de la tecnología china.

En junio de 2015, Huawei había presentado más de 76.000 solicitudes de patentes en China, EEUU y Europa.

Según un informe publicado por la Organización de Propiedad Intelectual Mundial (OPIM) el pasado mes de noviembre, China sobrepasó a EEUU, Japón y Corea del Sur en solicitudes de patentes, recibiendo más de un millón de solicitudes en 2015.

El pasado mes de agosto, China también se unió a la lista de las 25 economías más innovadoras del Indice Global de Innovación publicado por la Universidad de Cornell, la universidad de posgrado internacional INSEAD, y la OPIM.

"Esto está en línea con todos los desarrollos que hemos visto en China en los últimos años, incluyendo el uso de la innovación como uno de los principales componentes de la transición de la economía de 'Fabricado en China' a 'Creado en China'", dijo Francis Gurry, director general de WIPO.

TECNOLOGIA DE INNOVACION PARA LAS OLIMPIADAS

Los Juegos Olímpicos de verano de 2016 en la ciudad brasileña de Río de Janeiro vieron un uso generalizado de las cámaras de 360 grados, capaces de proporcionar vigilancia de alta definición. Estas fueron instaladas en las calles de Río y en una serie de lugares para servir al evento internacional.

Esos aparatos fueron producidos por Dahua Tecnology, un fabricante de equipos de vigilancia por medio de cámaras de vídeo con sede en la provincia de Zhejiang, en el este de China, y sus productos representaron el 80 por ciento de todo el equipo de seguridad usado durante los Juegos Olímpicos de Río 2016.

Junto a la presencia de Dahua, está el creciente comercio entre China y Brasil. China superó a Estados Unidos para convertirse en el mayor socio comercial de Brasil en 2009, con los productos "Hecho en China" ganándose un lugar en la vida cotidiana de los brasileños.

Según las estadísticas oficiales brasileñas, los productos de alta tecnología importados de China, como equipos de telecomunicaciones, equipos de ingeniería mecánica y automóviles, representaron una mayor proporción de las importaciones totales el año pasado, mientras que los bienes como ropa, textiles y juguetes mostraron una disminución.

"Hoy día, hay muchos productos de alta tecnología en nuestras vidas", dijo Diogo Gómes, editor de la revista de noticias brasileña IstoE. "Estamos rodeados de teléfonos móviles y computadoras que se produjeron en China".

Mauricio Santoro, profesor de relaciones internacionales en la Universidad Estatal de Río de Janeiro, dijo que cada vez más marcas chinas muy competitivas y de alta tecnología han entrado en el mercado brasileño, y han ganado reconocimiento y alabanza pública en el país sudamericano.

"Esto refleja la creciente capacidad de China en la innovación científica y tecnológica, y la visión global de las empresas chinas sobre el desarrollo", subrayó.

Para mantenerse informado de las últimas noticias visite el Facebook de 'CCTV Español' en https://www.facebook.com/cctvenespanol
Editor:Duan Hongyun | Fuente:
Xinhua
Noticias destacadas
channelId 1 1 1
860010-1116070100