Reajuste de política hacia OTAN dificultará lazos entre EEUU y Rusia

02-20-2017 09:28

MUNICH, 19 feb (Xinhua) -- La posibilidad de mejorar las tensas relaciones entre Rusia y Occidente durante la presidencia de Donald Trump se debilitó luego de que Estados Unidos reajustó esta semana su política hacia la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

La más reciente medida se produce en medio de una serie de mensajes mixtos, si no es que contradictorios, sobre la posibilidad de mejorar las tensas relaciones entre Estados Unidos y Rusia luego de que Trump mostró disponibilidad a normalizar los lazos bilaterales y calificó de "anticuada" a la OTAN.

Sin embargo, importantes funcionarios estadounidenses recientemente descartaron las incertidumbres políticas y confirmaron que su país sigue comprometido con la alianza transatlántica y con una OTAN reformada.

Durante la Conferencia de Seguridad de Múnich, el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, dijo a los líderes europeos que su país "apoyará con firmeza la OTAN" y mantendrá un compromiso "inquebrantable" con el lazo transatlántico.

"Estados Unidos es y siempre será su mayor aliado", dijo Pence a la audiencia en el primer discurso importante sobre política exterior de la administración Trump.

Durante la emblemática reunión anual de seguridad internacional concentrada en la alianza transatlántica, el secretario de Defensa de Estados Unidos, James Mattis, reafirmó a los líderes europeos que el lazo transatlántico es "el más firme bastión contra la inestabilidad y la violencia" y enfatizó que la seguridad de su país está atada a la de Europa.

Mattis también advirtió de las "amenazas desde múltiples frentes" en Europa y exhortó a los aliados de la OTAN a contribuir con su parte justa a la defensa colectiva.

La cercanía de Estados Unidos con su arraigado aliado contrasta agudamente con su repentina postura severa hacia Moscú.

Pence prometió que Washington "seguirá haciendo que Rusia rinda cuentas" incluso ahora que la administración Trump busca nuevo terreno común con el Kremlin. Estados Unidos también desplegará sus tropas en los Estados bálticos como parte de la operación de la OTAN para apoyar a sus aliados de Europa Oriental.

El Informe de Seguridad de Múnich 2017, publicado antes de la conferencia y que sirve como manual y documento de preparación para las discusiones de los participantes, brinda un fácil vistazo del ánimo.

El informe subraya las amenazas rusas para Occidente, desde la violación de varios principios clave que rigen la seguridad europea y sus ataques aéreos contra Siria, hasta las potenciales capacidades de misiles en Kaliningrado y el presupuesto y desempeño en redes sociales de la radiodifusora internacional Russia Today.

Durante la Conferencia de Seguridad de Múnich, el presidente de Ucrania, Petro Poroshenko, advirtió de la ambición rusa y de la contemporización de los líderes europeos, algo respondido calurosamente por el secretario de Relaciones Exteriores de Reino Unido, Boris Johnson.

Reino Unido, Alemania y Francia han insistido en el vínculo entre las sanciones económicas de la Unión Europea y la implementación del acuerdo de Minsk, un acuerdo alcanzado para lograr un cese al fuego y la solución política del conflicto entre las fuerzas del gobierno y los rebeldes en el este de Ucrania.

Por su parte, Rusia ha mostrado disposición a buscar relaciones ruso-estadounidenses "pragmáticas y de mutuo respeto", pero también ha insistido en que la expansión de la OTAN, una institución de la Guerra Fría, ha conducido en las últimas tres décadas a un nivel sin precedentes de las tensiones en Europa.

El más reciente giro en la política de Estados Unidos hacia la alianza transatlántica y Rusia se produce mientras el escándalo por la "renuncia de Flynn" sigue asolando a la administración Trump.

Michael Flynn, un asesor de Seguridad Nacional de Estados Unidos, dimitió después de tres semanas en el cargo en medio de las revelaciones en el sentido de que engañó a Pence sobre sus conversaciones telefónicas con el embajador ruso.

Flynn sostuvo durante semanas que no conversó sobre las sanciones de Estados Unidos durante sus contactos con el embajador ruso. Más tarde admitió que el tema pudo haber surgido durante la conversación.

Ruan Zongze, vicepresidente del Instituto de Estudios Internacionales de China, dijo que firmes grupos de interés en ámbitos como las industrias petrolera y bélica se han opuesto a mejorar las relaciones entre Rusia y Estados Unidos.

Ruan considera que el sistema bipartidista también dificulta la adopción de cualquier política concreta a favor de Rusia en Estados Unidos.

Feng Zhongping, presidente del Instituto de Relaciones Internacionales Contemporáneas de China, dijo a Xinhua que es muy difícil que se rompan las relaciones entre Estados Unidos y Rusia, pero es aún más difícil que las relaciones mejoren.

"Estados Unidos y Rusia tienen muy pocos intereses en común y demasiados conflictos estructurales", señaló Feng. "Mientras exista la OTAN, será difícil que las relaciones entre Occidente y Rusia mejoren significativamente".

Para mantenerse informado de las últimas noticias visite el Facebook de 'CCTV Español' en https://www.facebook.com/cctvenespanol
Editor:Yin Qi | Fuente:
Xinhua
Noticias destacadas
channelId 1 1 1
860010-1116070100