Etapa 4 Jingdezhen

12-12-2016 14:33

Por encima de cualquier cosa, si Jiangxi está en el mapa del mundo, es por su contribución a la historia con un material cerámico que traspasó fronteras tras ser “bautizado” por Marco Polo en siglo XIII como ‘porcellana’. De blanco fulgente, los jarrones y platos con trazos esencialmente azules salieron en su mayoría de la capital mundial de la porcelana, Jingdezhen (景德镇).

a

Y lo tienen claro en la ciudad. Mirases por donde mirases, se podía ver porcelana, principalmente en todas las farolas que adornan las calles. Saben qué es lo que pueden vender para atraer a más gente. Aunque aún les queda camino por recorrer. Porque si bien se consigue apreciar la importancia de la cerámica en cuestión, la ciudad está sumida en un profundo cambio que todavía está lejos de fraguarse.

a

Pero en la “Avenida de Arte Cerámico de Taoxichuan” se han puesto manos a la obra, nunca mejor dicho, para cambiarlo. Abriendo sus puertas hace menos de un año, han sido capaces de crear un espacio en una de las antiguas fábricas de la urbe en dónde modernindad, arte y un aire bohemio se entremezclan sin grandes contrastes. Centro de intercambio de estilos, técnicas y diseños para artistas de todos los puntos cardinale, y a la vez, con su mercado nocturno, oportunidad para los pequeños y noveles artesanos de hacer llegar al público sus obras.

a

De la misma manera, aunque seguramente no como lo experimentamos nosotros, se le ofrece la oportunidad de experimentar el modelado y diseño de diversos objetos de porcelana a los visitantes interesados. Los “profesores”, curiosos por ver cómo, a ojos de un extranjero, puede quedar bien un jarrón o un plato de porcelana.

a

Sin embargo, no todo es alegría en la avenida. Dentro del recinto, se encuentra un museo que te adentra en la historia, pero no tanto de la porcelana en si, como del desarrollo industrial de la misma, sus fábricas y sus trabajadores. Recorriendo los pasillos del mismo, podemos contemplar los hornos en los que uno se puede imaginar cenizas saliendo, o los retratos de aquellos que levantaron y sufrieron aquel lugar, para así entender que cualquier plato de porcelana tiene dos caras, la hermosamente decorada, y la inevitablemente escondida.

a

Una visita que hace la posterior, ser emprendida con otra amplitud de miras. Porque en el Museo de la Porcelana de Jingdezhen, ahora sí, vimos el desarrollo histórico del material, desde sus inicios en la dinastía Han, con objetos sencillos unicolor, hasta las grandes obras modernas que parecen cobrar vida por la particular mezcla entre la brillante cerámica y los vivos colores. Todo esto, antes de despedirnos de Jiangxi, partiendo desde el aeropuerto de Jingdezhen, como no, acabado en porcelana.

a

a

Para mantenerse informado de las últimas noticias visite el Facebook de 'CCTV Español' en https://www.facebook.com/cctvenespanol
Editor:Duan Hongyun | Fuente:
CCTV.com
Noticias destacadas
channelId 1 1 1
860010-1116070100