Etapa 1 Nanchang

12-12-2016 14:05

Mientras se esperaba en el avión, impacientemente a qué este decidiese emprender su rumbo a la región de Jiangxi, uno no podía evitar pensar en lo que nos depararía la semana de viajes que nos esperaba por delante. Y las dos horas de retraso en la primera etapa no presagiaban nada bueno. Llámenlo mal agüero.

a

Nada más aterrizar en Nanchang, capital de la región, ya nos dicen que el plan del día se ha visto modificado por el contratiempo. Otra posible catarsis. Pero estaba claro que los organizadores sabían que no hay mal que por bien no venga. Tras un breve paso por el hotel para dejar nuestras pertenencias, partimos al Pabellón del Príncipe Teng, unos jardines y edificios con estilo de la dinastía Song, bien iluminados en esmeralda y rubí en la oscuridad de la noche.

Pero este no era el espectáculo de luces prometido. Subimos en una embarcación que nos haría navegar el río Gan, hasta la segunda noria más alta del mundo, que desde sus 167 metros nos saludaba en la lejanía. Y no de cerca, porque pareciera que la espiral hipnótica rojiblanca que mostraba su juego de luces estaba hecha para hechizarnos, para así obviar que no habíamos visto por ahora nada fuera de lo común.

a

Hasta que a poco de llegar al embarcadero nuevamente, empieza a sonar una melodía ‘in crescendo’ que despierta a los gigantes de hormigón y acero de ambas orillas. El esperado evento lumínico se hizo esperar, pero mereció el tiempo invertido. A través de las improvisadas pantallas de los rascacielos, recorrimos los 5 continentes, con sus distintas culturas musicales en una explosión de luz, mientras nuestro navío giraba en torno a una fuerza de la gravedad invisible en medio del río que le impedía alejarse, por temor a perderse algo. Una serie de imágenes que alimentaron nuestra imaginación.

a

Al día siguiente, todo lo vislumbrado la noche anterior nos ayudó a entender lo importante de la visión de futuro de la región de Jiangxi. La sede de la 4ª Exposición Internacional de Flores, cuyos 700 millones de RMB en inversión se verán en abril próximo, en un proyecto que fusionará la zona con el Museo en honor al artista Zhu Da, más conocido como Bada Shanren. Expresar a través de las flores y el medio ambiente, como el pintor hacía únicamente con sus obras por las que ganó fama.

a

Pero para fama en Jiangxi, la porcelana. A pesar de no ser Nanchang el epicentro histórico de la misma, dispone de un Museo de Investigación y Desarrollo de la Porcelana con obras que impresionan. Todas ellas, lienzos con base en el material cerámico, en los cuales los colores parecen cobrar vida, ya sea de la mano de más novel de los aprendices, como de la del experto de 83 años sacado gustosamente del retiro para colaborar en las obras del 80 Aniversario de la Larga Marcha.

a

a

a

a

Para mantenerse informado de las últimas noticias visite el Facebook de 'CCTV Español' en https://www.facebook.com/cctvenespanol
Editor:Duan Hongyun | Fuente:
CCTV.com
Canal iPanda más
Noticias destacadas
channelId 1 1 1
860010-1116070100