ESPECIAL: Guillermo Dañino Ribatto, un sinólogo que quiere ser chino en la próxima vida

11-24-2016 09:28

Reportaje especial : Xi visita América Latina y participa en cumbre de APEC

Por Zhao Hui, Li Jiarui y Gao Chunyu

LIMA, 22 nov (Xinhua) -- Para Guillermo Dañino Ribatto, sinólogo peruano de 87 años, "es inesperado y estimulante el enorme respeto" que le mostró el presidente chino, Xi Jinping, al mencionarlo en el discurso que pronunció el lunes en el Congreso del Perú.

"Nunca pensé que esto podía suceder y estoy muy feliz de este reconocimiento", comenta a Xinhua.

Dañino vivió en China más de 20 años, durante los cuales publicó 25 libros sobre la cultura china y actuó en 25 películas de ese país.

La cultura del país asiático le fascina. "Si hubiera otra vida después de la muerte, preferiría ser chino, empezar a aprender chino desde la infancia y estudiar la cultura china toda la vida, para presentarla a más gente", dice.

ESTRELLA EXTRANJERA DEL CINE CHINO

Cuando visitó China por primera vez en 1979, ya tenía 50 años.

Invitado por el Gobierno chino, el entonces profesor de Literatura y Lingüística de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos llegó a la Universidad de Nanjing, que se sitúa al este de China, para dar clases, entre otras materias, sobre gramática, filosofía occidental y mitología griega a 15 profesores chinos de español.

"Desde que recibí la invitación hasta que me subí al avión a China, pasaron unas pocas semanas", afirma al recordar ese periodo de su vida, que, para un hombre de 50 años que no sabía ni una frase de chino, sería una de las aventuras más difíciles de su vida. En aquel entonces, China le parecía un país oriental "cerrado y conservador".

Sin embargo, una vez que llegó a la nación asiática, descubrió que la sociedad era ordenada y la vida del pueblo era tranquila. Además, la gente era muy amistosa con los extranjeros, lo cual le hizo suspirar de alivio.

Pero a Dañino le esperaban más sorpresas. En 1980, una escuela de cine se puso en contacto con él para invitarlo a interpretar el papel de presidente de la Federación Internacional de Esgrima en una película sobre las esgrimistas chinas.

"Ni sabía la diferencia entre un sable y una espada, pero decidí participar", recuerda.

Muy pronto, se convirtió en un actor famoso en China. Tras su exitosa participación en dicha película, Dañino actuó en otras 24 en los siguientes años. Cuando dio vida al exembajador estadounidense en China John Leighton Stuart en "Las batallas decisivas", casi no le hizo falta maquillarse debido a su gran parecido con el personaje.

En 2005, publicó una obra autobiográfica que se titula "¿Y ahora quién soy yo?". En este libro se describe detalladamente su experiencia como actor en China.

Su paso por el cine chino dejó huella en el país asiático y el propio presidente Xi así se lo confirmó durante la ceremonia de clausura del "Año del Intercambio Cultural China-América Latina y el Caribe", que se celebró en el Museo Nacional de Antropología en Lima.

"Ayer, en el museo, tuve la suerte de encontrarme con Xi antes de iniciarse la ceremonia y pudimos conversar un momento. Fue una gran alegría descubrir que me reconocía de algunas películas", cuenta.

AFICIONADO A LA POESIA TRADICIONAL CHINA

Su cuarto de estudio, al que denomina "barrio chino", está lleno de todo tipo de libros sobre la cultura del país asiático, junto con incontables objetos comprados en China. El que le gusta más es una pintura tradicional, en la que Li Bai, famoso poeta de la dinastía Tang (618-907) de China, está componiendo un poema ante una cascada maravillosa.

Su historia con la poesía tradicional china empezó por casualidad. Seis años después de su llegada a China, se trasladó de Nanjing a Beijing para dar clases en una universidad. Un día, un portero del hotel en el que vivía le regaló una breve antología de la poesía Tang, escrita con caracteres chinos y en "pinyin", transcripción fonética del chino.

Aunque entre los alrededor de 20 caracteres que conformaban un poema solo reconocía siete u ocho, este libro le interesó bastante. Como lingüista, tenía gran curiosidad por la manera en que tan pocos caracteres podían transmitir tanta información. No pudo resistir al deseo de "descifrarlo".

Así, comenzó a estudiar la poesía tradicional china con diccionarios en la mano. Logró entender el primer poema en tres días y los sentimientos humanos que contenía lo conmovieron mucho.

"La poesía de la dinastía Tang está rebosante de filosofía. Contiene reflexiones serias sobre la vida y la naturaleza al tiempo que transmite sentimientos de paz y lealtad", explica. En ese momento, deseó que los occidentales se acercasen más a la filosofía antigua y la cultura tradicional de China.

Luego de traducir nueve poemarios Tang en nueve años, se convirtió en uno de los sinólogos latinoamericanos que más poemas de esa dinastía había traducido.

Publicó además varias obras, entre las que destacan "Desde China, un país fascinante y misterioso", compendio de cartas que presentan la historia, la cultura y la vida contemporánea de China, "Esculpiendo dragones", obra en que se traduce prosa y poesía antiguas, y "20 cuentos chinos y un dragón amarillo".

MORRIÑA DE CHINA

Dañino menciona siempre que China ya se ha convertido en su otra patria.

Desde que volvió a Perú en 2002, regresa cada año a China unos meses para aliviar la nostalgia y descubrir nuevos materiales para su obra. Hasta ahora, ha viajado por casi todas las provincias del país.

Sigue dedicado a la causa de la promoción de la cultura china. Ha dado cursos en las cuatro universidades más importantes de Perú, los que, poco a poco, han despertado en un gran número de estudiantes interés por conocer más del país asiático.

Al mismo tiempo, participa enérgicamente en actividades orientadas a elevar la influencia de la literatura china, especialmente la poesía antigua, en los países hispanohablantes. Eso, según él, podría facilitar que sus lectores se acerquen cada vez más a China.

Recuerda claramente que, en una feria del libro que se llevó a cabo en Cali, tercera gran ciudad de Colombia, a petición del organizador se reimprimieron 1.000 ejemplares de su obra "La abeja diligente", libro en que se presentan proverbios y frases hechas del idioma chino. Se vendieron en una sola semana.

Sobre la mesa del sinólogo peruano, descansa su última obra, "Enciclopedia de la cultura china", que tiene una extensión de unas 600.000 palabras y trata la historia, religión, cultura y figuras del país lejano. Editada en 2013 por la Editorial en Lenguas Extranjeras de China, ha tendido un puente a los hispanohablantes para que puedan conocer mejor a China.

Su pena más grande es no haber tenido la oportunidad de aprender chino antes. Envidia a los jóvenes peruanos, ya que "en muchas universidades de mi país hay Instituto Confucio, donde pueden estudiar chino", admitió.

Para mantenerse informado de las últimas noticias visite el Facebook de 'CCTV Español' en https://www.facebook.com/cctvenespanol
Editor:Duan Hongyun | Fuente:
Xinhua
Canal iPanda más
Noticias destacadas
channelId 1 1 1
860010-1116070100