Especial: Barrio chino de Lima y su profunda huella

11-17-2016 08:27

Reportaje especial : Xi visita América Latina y participa en cumbre de APEC

Al otro lado de las costas del Pacífico se encuentra el lejano país de Perú, en Suramérica, para muchos un lugar totalmente desconocido.

Para llegar desde China a su capital, Lima, hay que recorrer medio mundo en un vuelo de 30 horas. Sin embargo, este lugar tan remoto, cuenta con una historia de 167 años de relaciones con China.

Desde que en octubre de 1849 desembarcasen en Perú 75 trabajadores procedentes de Guangdong hasta el día de hoy, la población de ascendencia china ha alcanzado los tres millones. Hoy en día se trata de una comunidad que ya está integrada en los diferentes estratos de la sociedad de Perú. 

La reportera de CCTV dice :"Ahora estamos en el barrio chino de Lima más antiguo en América Latina. Aquí hay un dicho que reza: en un mundo tan grande, el país donde viven los chinos de ultramar también es su pueblo natal. Esta oración expresa la tristeza y los esfuerzos que los chinos de ultramar han experimentado a lo largo de los siglos. Sin embargo, sea donde sea que vivan, los chinos mantienen la firme voluntad de buscar una vida mejor."

El perímetro del barrio chino de Lima no llega a un kilómetro cuadrado, y no se cuentan más de tres o cuatrocientos establecimientos.

Sin embargo, en este pequeño barrio anodino y de fama poco célere, es donde se originó y desarrolló la cuna de la cultura china en este nuevo país.

Por las calles de este barrio se puede sentir el duro esfuerzo y la lucha de todos aquellos emigrantes para salir adelante, educando a los que un día se convertirían en la élite de la sociedad china en Perú.

Fue en este lugar donde volvieron a reconstruir las bases de una cultura que en un futuro brillaría con su propio esplendor y despertaría tanta admiración, especialmente en el mundo de los negocios.

En aquella época la economía del país estaba en desarrollo, lo cual tuvo un impacto innegable en la vida y las dificultades que tuvieron que atravesar todos aquéllos chinos recién llegados a Perú durante sus 160 años de historia.

A mediados del siglo XIX, China todavía se encontraba bajo el sistema feudal de los últimos años de la dinastía Qing.

Los primeros emigrantes que llegaron a Perú procedentes de Fujian, Guangdong y otras provincias, fueron los trabajadores conocidos como coolíes (término adaptado del chino “kuli”, que significa “trabajo duro”), y llegaron para construir las vías del ferrocarril, así como para trabajar en las minas.

La naturaleza física y peligrosa de las labores hacían que las condiciones vida de estos trabajadores fueran especialmente arduas, y los situaba en el nivel más bajo del sistema social.

Barrio chino de Lima y su profunda huella

Barrio chino de Lima y su profunda huella

El barrio chino de Perú se fue creando progresivamente como el núcleo donde se asentaban los inmigrantes procedentes de China. Por aquél entonces, sólo existían algunos negocios chinos que se establecían de forma pasajera.

No obstante, en la última década del siglo XIX, desde los negocios más grandes hasta las tiendas de pequeños propietarios comenzaron a abastecerse de todo lo que necesitaban, y el lugar se convirtió en una zona de comercio.

Liang Shun, presidente de la organización más importante entre los chinos y los locales de ascendencia china de Perú, la Sociedad Central de Beneficencia China, nos cuenta cómo los chinos recién llegados al nuevo país se abrieron paso en nuevos sectores gracias a su diligencia y su sabiduría, como en el sector de la alimentación, la venta al por menor, el comercio de pescado y marisco, así como en otros sectores de la industria, integrándose así de forma progresiva en la sociedad local.

Liang señala :"A los peruanos les gusta mucho establecer relaciones con chinos. Por ese motivo a todos les gusta venir a este barrio. A la hora de encontrar buena comida china, todos comparten la opinión de que sólo aquí podrán hallar los restaurantes más auténticos. Ésta es la convicción generalizada, la creencia de que aquí yace el corazón de los chinos, y por eso han prosperado poco a poco."

En 1885, el embajador en Perú del gobierno de la dinastia Qing, Zheng Zaoru, bajo las órdenes del edicto imperial del emperador Guangxu, estableció la Sociedad Central de Beneficencia de China, que se edificó en el barrio chino.

El significado chino del título de la sociedad guarda de hecho una relación muy cercana con el concepto de las relaciones comerciales, y el objetivo de la organización era el de unificar a todos los compatriotas chinos residentes en Perú para defender sus derechos y beneficios en aquellos tiempos.

Durante la guerra contra la invasión japonesa, los habitantes chinos de Perú compartieron el duelo y el dolor con su tierra natal, y durante esos años de desgracia, unieron sus esfuerzos para proporcionar su ayuda en el conflicto.

Durante ese periodo, la Sociedad Central de Beneficencia de China sirvió como hilo unificador para que los residentes chinos en Perú pudieran hacer donaciones y participar en otros proyectos de ayuda, y en algo más de un año se recaudó un millón de dólares en donaciones para la guerra contra la invasión japonesa.

En la actualidad, la Sociedad Central de Beneficencia de China continúa desarrollando sus funciones, y construyendo una plataforma para la promoción de inversiones.

La extensa red de conexiones en el comercio chino, tanto dentro del territorio nacional como en el extranjero, ha contribuido en gran medida al desarrollo de la sociedad china en Perú y a su economía.

Para mantenerse informado de las últimas noticias visite el Facebook de 'CCTV Español' en https://www.facebook.com/cctvenespanol
Editor:Yin Qi | Fuente:CCTV.com
Canal iPanda más
Noticias destacadas
channelId 1 1 1
860010-1116070100